Los Inicios

Cómo se inició la radioastronomía
La piedra inicial de la radioastronomía la sentó Hertz cuando en el año 1894 logró producir radio ondas en un laboratorio. Este experimento inspiró a Sir Oliver Lodge quien llevó la idea al campo de la astronomía y dedujo que la radiación del Sol era más que solo el espectro visible. A pesar de que intentó filtrar la radiación solar sus resultados fueron negativos. Sin embargo, dejó claro la posibilidad de existencia radio ondas provenientes de fuentes astronómicas como el Sol y además indicó que es necesario realizar las observaciones desde lugares libres de interferencias. De hecho, afirma que al haber realizado sus experimentos en Liverpool no fue una buena idea debido a las interferencias terrestres que en grandes ciudades existen. Sir Oliver Lodge no fue el único en intentar captar radio ondas desde fuentes astronómicas sin embargo, todos esos primeros experimentos fracasaron debido a que la electrónica de aquella época no estaba lo suficientemente desarrollada.
La primera observación de ondas de radio fue realizada por Jansky un trabajador de Bell Telephone quien tenía por misión detectar las interferencias atmosféricas en las radiocomunicaciones.

    Ya en el año 1933, Jansky detectó que los ruidos de interferencias en las radiocomunicaciones tenían tres fuentes:

  • Tormentas locales
  • Combinación de radiaciones desde diferentes frentes de tormenta
  • Origen extraterrestre que provenía desde el centro de la galaxia

Más tarde demostró que la fuente de la emisión de radio se distribuía a lo largo de toda la Vía Láctea pero la mayor intensidad se hallaba en el centro galáctico.
Al percatarse de la importancia de ese descubrimiento tuvo la idea de hacer un receptor parabólico para hacer investigación de ondas de 1 metro pero no recibió apoyo para llevar a cabo su proyecto.
Unos años más tarde, en 1937, el radio ingeniero Reber decidió seguir los pasos de Jansky y construyó un reflector parabólico de 31 pies de diámetro y lo instaló en el jardín de su casa. Este fue el primer radiotelescopio construido específicamente para realizar investigaciones astronómicas.
Reber inició sus estudios en un radio de onda de 9 cm asumiendo que a menores anchos de onda mejor sería la resolución. En ese ancho y en el de 33 cm no logró detectar nada por lo que incrementó el ancho de banda para investigar a 1,9 metros. Es en este ancho de onda cuando logra detectar las emisiones de radio emitidas por la Vía Láctea. Así realizó el primer radio mapa de la Vía Láctea. En la dirección de Sagitario encuentra el pico mayor de recepción (porque apunta al centro de la galaxia) y también halla un pico menor en Cassiopea.

Primeras detecciones de emisiones de radio astronómicas

La primera detección de emisiones de radio provenientes desde el Sol se realizó en el año 1942. Un científico que trabajaba para la Royal Army y que tenía por tarea analizar las interferencias en los radares detectó interferencias a 4 y 8 m de onda. Así concluyó que el Sol estaba emitiendo gran intensidad de ondas de radio. Ese fenómeno se asoció con la aparición de una gran mancha solar. El hallazgo se mantuvo en secreto debido a seguridad militar. Ese mismo año pero en Estados Unidos, se realizó la primera observación de emisión radio térmica proveniente desde el Sol. Otra vez, el secreto militar silenció un tiempo el descubrimiento.
Se considera el inicio de la radioastronomía solar a los hallazgos realizados tanto por Hey como por el Bell Telephone Laboratories.
En 1944, Hey propuso realizar unas mejoras al sistema de radares con la intención de detectar las bombas que caerían sobre Londres (el bombardeo V 2 ya era inminente). Esas mejores se realizaron en un plazo de apenas seis semanas pero gracias a ello fue preciso detectar la V 2 que caían sobre Londres y sus alrededores. Cuando se intentó pulir hacer más sensible el sistema de radares se encontró que gran parte de las interferencias se debían a un ruido externo que en su mayoría provenía del espacio cósmico.
¡Era la emisión cósmica de radio descubierta inicialmente por Jansky!
Ya finalizada la guerra, Hey y sus colegas Parsons, Phillips y Stewart se dedicaron de lleno al estudio de la recepción cósmica de ondas de radio.
En 1945 probaron que las interferencias cortas (esos ruidos raros que en ocasiones se escuchan en las transmisiones de radio) que eran conocidas por las investigaciones de la ionósfera no eran más que meteoritos que ingresaban a la atmósfera. Así lograron determinar, los radiantes de los meteoros y las velocidades y constataron que se relacionaban con lluvias de meteoros.
Un año más tarde, descubren la primera fuente discreta de emisión de radio Cygnus A. Ese mismo año grandes manchas solares permitieron que medir las propiedades de radio d estas.
Hey y sus colegas investigaron y descubrieron fuentes discretas de radio, emisión de radio del Sol, emisiones de radio de la Galaxia y ecos de redar debido al ingreso de meteoros. Todas ellas son partes importantísimas de la radio astronomía.
En ese mismo año, Dicke y Beringer detectan emisión de radio de la Luna.
Estos descubrimientos alentaron a científicos de todo el mundo a investigar este campo, así surgieron los primeros centros de investigación radioastronómica. Los pioneros fueron Sir Martin Ryle en Cambridge y Sir Bernard Lovell en Machester.
Gracias a la radioastronomía se descubrieron los quasars y los pulsars.

La señal FRB 121102

Todos los días llegan a la tierra ondas de radio desde diferentes puntos del universo. Sin embargo, hay ocasiones en que esas señales se repiten de forma periódica y es…

Un fallo en la ley de Plank

La sospecha mantenida desde hace tiempo de que la Ley de Planck se viola a escalas de longitud microscópicas ahora tiene el respaldo de las pruebas experimentales. Científicos del Instituto…